• Catalina Morales Cadena

¿Cómo superar una pérdida?




En algún momento de la vida debemos enfrentarnos a situaciones de pérdida, ya sea la muerte de un ser querido, la separación o ruptura de una relación, el trabajo del que somos despedidas, la oportunidad que buscábamos y no llegó, e incluso, las enfermedades terminales o condiciones de discapacidad inesperadas en algún familiar o en nosotras mismas.


Por eso quiero compartir contigo 10 secretos básicos que te ayudarán a afrontar este momento amargo o acompañar a alguien que lo padece.


1. Darle tiempo al tiempo: El tiempo por sí mismo no soluciona nada, pero te ayudará a manejar mejor tu dolor. Toda herida requiere cuidados para cicatrizar, también las del corazón. No es conveniente "apurar" o "esconder" tu dolor, como toda herida, si no le brindas los cuidados necesarios puede complicarse más adelante y generar mayores dificultades.


2. Expresar lo que sientes: El temor al qué dirán no es buen aliado. Debes elaborar lo que sientes.  Si te funciona prueba a escribir lo que estás sintiendo, hazlo consciente porque ocultarlo no lo hará más fácil de llevar, por el contrario será más difícil porque al negarlo no lograrás que desaparezca sino que crezca en silencio dentro de ti causando más daño. Háblalo, piénsalo, escríbelo, píntalo, cántalo, sácalo fuera de ti.


3. Buscar quién te apoye: No te quedes sola, es necesario que cuentes con las personas que te aman para que te ayuden a ver la situación desde otra perspectiva. Habla con alguien en quien confíes, pero quiero ser muy clara contigo, si esta situación te está desbordando, si no te permite funcionar en alguna o varias áreas de tu vida, entonces busca la ayuda de un profesional en psicología clínica, son los únicos que están en la capacidad y tienen la competencia para ayudarte a encontrar soluciones en este aspecto.


4. Recordar es vivir:  No hay forma de que olvides aquello que extrañas, pero puedes llegar a recordar sin dolor. Recordar te ayuda a mantener el equilibrio mientras reorganizas tu vida. Esto no quiere decir que te quedes en el pasad o que dediques más tiempo del necesario a contemplar lo que se fue, me refiero a que permitas que los recuerdos fluyan cuando aparezcan pero también a que una vez han pasado los dejes fluir y te concentres en tu aquí y en tu ahora.



5. La vida continúa: No puedes quedarte en el recuerdo. Tu vida aún está ahí esperando por ti, tus metas, tus esperanzas continúan vivas aunque esa persona, condición o situación ya no esté. Es necesario que te conectes con lo que amas, con tus sueños, con tus proyectos, que empieces poco a poco a reencaminarte hacia lo que le da sentido a tu vida. Recuerda que tú sigues aquí a pesar de lo que hayas perdido y la mejor forma de honrarlo es construir una vida que valga la pena vivir.


6. Tienes derecho a saber: Es normal que quieras saber qué ocurrió, cómo, cuándo y por qué. Eso te ayudará a comprender lo que ha sucedido, y entender que en definitiva, lo que fue ya pasó. Sin embargo, no dediques todas tus energías a este objetivo porque se convertirá en un desgaste emocional difícil de manejar. Y si lo que descubres es algo muy complejo que te incomoda o te causa un dolor aún más profundo, nuevamente te sugiero que te apoyes en un psicólogo clínico para que te ayude a elaborarlo y superarlo.


7. Las despedidas funcionan: Realiza alguna clase de ritual para despedirte de esa persona o esa situación que se ha ido. Escribe una carta con todo aquello que sientes, asiste a ceremonias religiosas o grupos de autoayuda que te ayuden a decir adiós. Tiene que ser una acción que te haga sentir cómoda a ti, que te ayude. No todo funciona para todos, así que busca algo que se ajuste a ti, a tus ideas, a tus creencias, a tus necesidades.


8. Regresa a la rutina: Tarde o temprano deberás volver a tu vida. No hagas cambios drásticos, no es aconsejable que te mudes, cambies de trabajo, te cases, recuerda que el dolor va contigo donde quiera que tú vas y si intentas ocultarlo saldrá abruptamente en el momento menos pensado. Retoma tus hábitos, tus costumbres, pero agrega pequeñas variaciones que te ayuden a apartarte del dolor. Este es un proceso lento pero no tiene porque alargarse demasiado, mientras más tiempo dejes pasar sin retomar tu vida más difícil te será hacerlo.


9. Tu dolor debe respetarse: No desesperes porque el dolor se toma su tiempo para dejarte. Tampoco permitas que nadie te haga burla o te presione para salir de el. Si bien es cierto te estoy sugiriendo que busques ayuda, no le cuentes a todo el que esté dispuesto a escuchar, la gente tendrá la buena intención de darte consejos, de sugerirte soluciones que al final sólo te dejarán más abrumada y confundida que antes.


10. Vive tu pérdida a tu manera: El dolor es personal e intransferible, así que vívelo de la manera en que te nace vivirlo. Lo más importante es que le des curso, que lo dejes fluir, que aceptes que está allí y lo elabores, que lo incorpores pero que no permitas que se adueñe de tu vida porque entonces también te perderías a ti misma en este proceso.


No hay una receta mágica, pero como dicen las abuelitas "todo pasa", si sientes que estás pasando por un proceso de duelo complicado, recuerda que puedes solicitar una sesión de descubrimiento para que que analicemos la situación y definamos juntas en qué áreas debes enfocarte o si requieres atención especializada de parte de un psicológo clínico.


Si te gustó este post, tómate un minuto para contarme en los comentarios, ¿cuál ha sido tu pérdida más difícil? ¿cómo te ha ido con ese proceso de duelo?

Recursos Gratis

Quiero que sepas que me siento privilegiada de contar con tu visita en mi sitio, y me gustaría que empieces a trabajar, desde ya, en ti y en tu crecimiento personal y/o familiar. Por eso he preparado algunos obsequios especiales para ti: guías y ejercicios prácticos para que lleves tu vida al siguiente nivel, si aún no lo has hecho, regístrate y accede, ¡completamente gratis!

CONTÁCTAME

Y PERMITE QUE TE ACOMPAÑE EN TU VIAJE DE TRANSFORMACIÓN

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Pinterest
  • Blanco Icono de YouTube

© 2020 by Mamá Coaching. Imágenes Freepik.com