• Catalina Morales Cadena

5 secretos de crianza que te ayudarán a ser mejor mamá


5 secretos de crianza que te ayudarán a ser mejor mamá

Muchas familias inician en un momento de romance o de pasión, sin ninguna planeación  y otras tantas veces sin amor. A pesar de lo duro que suene, tristemente debo decirte que eso no hay una gran diferencia con las familias que inician con pleno consentimiento y determinación.


¿Cómo puede ser? Bueno, la respuesta es muy sencilla: porque en ninguno de los dos casos nos preparamos adecuadamente para asumir todas las responsabilidades que esa decisión conlleva. No me malinterpretes, es probable que, hayas anhelado a tus hijos, los hayas amado incluso desde antes de su concepción, aún si no fueron "debidamente planeados". Tal vez, también preparaste su cuarto con amor y, así mismo, has venido preparando o respondiendo a todas sus necesidades con la mejor intención y con la convicción de que les das lo mejor y haces lo más conveniente a cada paso.


Sin embargo, también puede ser que algunas veces te sientas desorientada o confundida, necesitando la certeza o la aprobación a todos tus esfuerzos, porque la vida es incierta y la maternidad/paternidad no es exactamente como la imaginamos. Y esta incertidumbre genera una gran angustia y preocupación. Pasa hasta en las mejores familias.


Si sientes que esta situación te desborda y necesitas apoyo, recuerda que siempre puedes solicitar una sesión gratuita de prueba para que analicemos tu situación, formulemos objetivos y definamos cuáles son las áreas a trabajar.



¿Estoy haciendo lo correcto?

Déjame decirte que en algún momento de nuestra gloriosa maternidad ( si no en muchos), todas las mamás nos hacemos esta pregunta y, aunque es muy difícil tener una certeza absoluta de que lo estamos logrando, he aprendido cinco estrategias que puedes implementar en la educación de tus hijos para responderla de manera positiva y, que además, son secretos básicos para desarrollar un proyecto de vida familar feliz que te permita crecer como persona, liberarte de tus angustias y ayudar a tus hijos a ser personas buenas, seguras y capaces, así que presta mucha atención, toma nota y emprende acción a partir de ahora:


1. Tus hijos deben ser siempre tu prioridad (y tú también): Acostumbramos a decir que nuestros hijos son lo más importante de nuestra vida. Por ellos trabajamos y estamos siempre pendientes de construir un patrimonio sólido y un futuro seguro. Eso es lo que creemos que nos hará buenos padres, pero no es lo que ellos necesitan.


Ellos necesitan ser escuchados, necesitan ser atendidos y validados. No más tarde, no después, ahora. Justo ahora, cuando te lo están pidiendo. Tal vez llegue a tu mente el temor de no establecer límites al darles tanto espacio, pero ten presente que tus hijos deben sentir, ver y oír que todo lo demás es secundario, que estás disponible en el momento preciso en que te necesitan, que tú harás todo lo que sea necesario para que ellos estén bien, se sientan bien y, sobre todo, para que sean felices.


No es una cuestión de palabras, es cuestión de hechos, de acciones. Pero recuerda que tú también lo necesitas, necesitas ser respetada, amada y cuidada, así que es muy importante que te ocupes de ti misma, porque si tú estás bien, todos en casa estarán bien.... pero si tú no estás a gusto con tu propia vida, será poco lo que puedas hacer por los demás, en especial por tus hijos.


2. Conoce a tus hijos: Es tan obvio que parece absurdo. Pero, ¿realmente les conoces? ¿sabes qué les gusta y les disgusta? ¿cuál es su color, su canción, su lugar, su juguete favorito? ¿sabes si les gusta su nombre? ¿alguna vez les preguntaste cómo se definen? Aún los más pequeños pueden responderte todas estas preguntas.


Es probable que las respuestas cambien conforme crecen, así que tendrás que formularlas de tanto en tanto, pero es muy importante que les conozcas, que sepas sus sueños y también sus pesadillas, que aprendas la canción que les gusta, lo sepas todo de su programa favorito de tv, el nombre de su mejor amigo y de aquel que les molesta o a quién molestan en el colegio.


Conocerlos te permitirá saber qué quieren y qué necesitan, en qué fallan y en qué son fuertes, cuáles son sus talentos. Pero más que eso, podrás amarlos cómo son y no como tú crees o quieres que sean.


5 secretos de crianza que te ayudarán a ser mejor mamá

3. Tus miedos son tuyos, no suyos: No inculques tus miedos a tus hijos, ellos apenas empiezan a vivir, déjalos que poco a poco vayan identificando qué, cómo, dónde, cuándo y porqué sienten sus propios miedos.


Sus experiencias son y serán siempre diferentes a las tuyas y no, no es verdad que podemos aprender de lo que le ocurre a otros, generalmente necesitamos vivirlo, procesarlo, entenderlo para llegar a aprenderlo.


A pesar de todos tus esfuerzos, así es. Los miedos llegarán y algunos de ellos hasta se quedarán. Por eso, enséñales que el mundo está lleno de oportunidades y aventuras, que pueden correr riesgos siempre y cuando estén preparados para afrontar las consecuencias.


Prepáralos para ellas, será tu mejor regalo. No les sobreprotejas, más bien ayúdales a encontrar soluciones y dáles razones para volver a empezar ¡siempre!, enséñales que el valor no consiste en la ausencia del miedo sino en la capacidad de seguir adelante a pesar de el.


4. Motívalos a ser buenas y grandes personas: Reconoce las cualidades de tus hijos, sus talentos y ayúdales a desarrollarlos, no les obligues a aprender o practicar aquello que te gustaba o te gusta a ti o aquello que siempre soñaste y no alcanzaste, ellos tienen sus propias vidas, no son una prolongación de la tuya.


Respeta sus decisiones, sus estados de ánimo, sus opiniones y evita burlarte de sus errores o minimizar sus preocupaciones, así aprenderán a ser respetuosos también. Ayúdales a encontrar momentos para ser solidarios, para compartir, para ayudar a otros. Asígnales resposabilidades dentro del hogar, acordes con su edad y sus capacidades.


Enséñales valores, es mentira que estos se hayan perdido, han cambiado y nos corresponde a los padres hacer que nuestros hijos los recuperen y los pongan de moda otra vez.


5. Educa con el ejemplo: Deja atrás la "cantaleta", las "retahílas" y los "sermones", tal vez los niños te escuchen o tal vez no, pero lo que sí es seguro es que te observan.


Ellos saben si mientes, si eres arbitraria o justa, saben cómo manejas (o no) tus emociones, cómo reaccionas ante el enojo, la frustración o la tristeza. Ellos ven si pagas lo que debes, si compras cosas innecesarias, si te alimentas bien, si haces ejercicio, si usas malas palabras.


Así que, deja de hablar, deja de decirles qué hacer y empieza a mostrarles con tus acciones esa persona que quieres que lleguen a ser. Sin duda alguna tus hijos son un reflejo de tu hogar, de ti, de tu pareja y de tu familia.


Practicar estas recomendaciones no es tan fácil como parece, se necesita esfuerzo, paciencia, tiempo, dedicación, pero sobre todo, interés. Se necesita que estés muy comprometida con ellos, con su formación, con su felicidad y que te sientas dispuesta a fortalecer los vínculos afectivos y a trabajar en la relación y la comunicación con tus hijos día a día, sin falta. Sé que puedes, revisa qué de todo esto haces ya, qué te urge empezar a aplicar y elabora un plan, escoge un punto por día o por semana y dedícate a trabajarlo, Te aseguro que con el paso del tiempo esta práctica será más fácil, fluirá con más naturalidad y, finalmente, obtendrás el mejor reconocimiento, la mejor recompensa: podras ver a tus hijos crecer felices, amados y capaces de amar, talentosos y centrados en sus intereses, entusiastas, motivados y exitosos. ¿Qué más se puede pedir?.


Si este tema es de tu interés, te invito a que conozcas mi curso Mamá en Control, entrenamiento en gestión de las emociones para mamás, que te ayudará a encontrar nuevas estrategias para mejorar la relación que tienes con tus hijos a través de las emociones.


Seguramente, puedes ayudarme a hacer más larga esta lista, ¿cuáles otros secretos conoces y aplicas con tus hijos ahora? ¿cuáles practicaron tus padres contigo? Déjame tus respuestas en los comentarios, en un tiempo prudencial podemos ampliar este post incluyendo tus ideas.

Saludos.







Recursos Gratis

Quiero que sepas que me siento privilegiada de contar con tu visita en mi sitio, y me gustaría que empieces a trabajar, desde ya, en ti y en tu crecimiento personal y/o familiar. Por eso he preparado algunos obsequios especiales para ti: guías y ejercicios prácticos para que lleves tu vida al siguiente nivel, si aún no lo has hecho, regístrate y accede, ¡completamente gratis!

CONTÁCTAME

Y PERMITE QUE TE ACOMPAÑE EN TU VIAJE DE TRANSFORMACIÓN

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Pinterest
  • Blanco Icono de YouTube

© 2020 by Mamá Coaching. Imágenes Freepik.com